jueves, 6 de febrero de 2014

Ámbar o Succino



"Jo. El mío viene sin mosquito..."
Célica/Soldream



Apariencia General 
Se venden en trozos de resina dorada que recuerda a un trozo de miel cristalizado, translúcido, recorrido por grietas, manchas oscuras e impurezas en general. Ejemplares en joyería, pulidos o bisutería también son cumunes. No es de formación cristalina, sino orgánica, ligera, cálida. A menudo presenta insectos y fósiles cristalizados dentro. A menudo se venden réplicas de plástico, o variedades teñidas de otros colores artificialmente.

Rareza
Fácil de conseguir, aunque las tallas son caras.

Procedencia
Gran Bretaña, Polonia, Italia, Rumanía, Alemania, Myanmar, Dominica, Islandia, Finlandia.

Signo del Zodiaco
Leo.

Atributos
Al tener un origen puramente orgánico, el ámbar tiene una intensa conexión con la tierra. Poderosa sanadora y limpiadora del entorno y los chakras, absorbe las energías negativas y las transmuta en fuerzas positivas que estimulan la autosanación corporal. Poderosa protectora, vincula nuestro yo del día al día con la realidad espiritual superior. Se le relaciona con el “quinto elemento”. Psicológica, el ámbar aporta estabilidad a nuestra vida, y también nos motiva, vinculando el objeto de deseo con el impulso para conseguirlo. Su cálida y brillante energía se traduce en una actitud solar y espontánea, que sin embargo respeta la tradición. Ayuda a contrarrestar tendencias depresivas o suicidas. Mentalmente estimula el intelecto, despeja la depresión y favorece un estado mental positivo, además de la expresión creativa. Aporta equilibrio y paciencia, favorece la toma de decisiones, ayuda a la memoria. Su flexibilidad disuelve la oposición. Emocionalmente, el ámbar favorece la paz y desarrolla la confianza, promoviendo el altruismo y la sabiduría. Nos da energía y funciona como batería cuando estamos cansados, o cuando vamos a realizar un trabajo que nos vaya a suponer mucho esfuerzo.

Curación
Limpiador y sanador de los chakras. Físicamente imbuye el cuerpo de vitalidad, y tiene el poder de expulsar la enfermedad de nuestro cuerpo. Absorbe el dolor y la energía negativa, nos permite reequilibrarnos y curarnos, aliviando también el estrés. Resuena con la garganta, el estómago y los órganos vesiculares, alivia los problemas de articulaciones y fortalece las mucosas. Su elixir es un buen antibiótico natural.

Posición
Sobre el ombligo, o sobre el chakra corazón. Es bueno llevarlo puesto durante largos periodos, sobre todo en la garganta o en la muñeca.

Rituales
Los colgantes de ámbar se ritualizan para servir como amuletos protectores, sobre todo para los niños. Se suele colocar un buen trozo de ámbar para potenciar rituales y hechizos en general. Un hechizo contra la negatividad es encender una vela blanca y colocarla en el suelo, sentarnos delante con un puñado de cuentas de ámbar y formar un círculo a nuestro alrededor. Sentados dentro recuperaremos nuestra energía y nos cerraremos a toda influencia externa. Un hechizo similar es colocar 9 cuentas pequeñas de ámbar dentro de una bañera bien caliente. Nos metemos en la bañera hasta que el agua se enfríe, y luego secaremos el ámbar y lo guardaremos, o lo llevaremos puesto encima hasta el próximo baño. El polvo de ámbar se usa en rituales para darnos fuerza, energía, vitalidad, o para atraer el poder, la sexualidad y el amor.

Limpieza y Recarga
Exposición al sol.

2 comentarios:

  1. Pues será maravilloso el ámbar, pero a mi me da un mal fario!... me lo han regalado dos veces. Una en pendientes y otra en colgante y ponérmelo y empezar a ir todo mal es cuestión de minutos. Ya he desistido. Me da "yuyu" solo con mirarlo. Me deshice de ellos y todo volvió a la normalidad.

    ResponderEliminar
  2. A mi me ha pasado algunas veces con otras joyas con piedras, y eso se debe a que están sobrecargadas con malas energías. A veces por el sitio donde se adquieres, o por la persona que nos las regalan. Lo mejor en esos casos es realizar una limpieza intensa y reprogramar las piedras para evitar que sigan desprendiendo malas vibraciones. ¡Una pena que no buscaras información antes al respecto! Seguramente te habrias ahorrado el deshacerte de ellos. Qué lástima.

    ResponderEliminar