lunes, 15 de julio de 2013

Ojo de Tigre



"Si la mirada del tigre fuera tan hipnóticacomo la piedra, 
sería imposible separar la vista de ella."
Célica/Soldream






Apariencia General 
Se suele vender en forma de cantos rodados, de color marrón entre claro y oscuro con unas características bandas en diferentes tonos pardos, amarillos y dorados que cambian de color a medida que se inclinan bajo la luz. Este efecto recuerda mucho al color dorado de los ojos de los tigres. Cálidos, moderadamente pesados y opacos. Pueden presentar grietas, muescas o porosidades y otras imperfecciones.

Rareza
Fácil de conseguir.

Procedencia
EE.UU, México, India, Australia, Sudáfrica.

Signo del Zodiaco
Leo, Géminis, Virgo

Atributos
Como piedra opalescente, el ojo de tigre es un cristal muy dual. Combina las energías de la Tierra y el Sol, creando un elevado estado vibratorio que, no obstante, es aterrizado y atrae las energías espirituales hacia la Tierra. Nos muestra el uso correcto del poder y nos hace sacar y defender nuestra integridad con amor propio y dignidad. También nos ayuda a conseguir nuestros objetivos, reconociendo nuestras fuentes de poder internas y promoviendo nuestra claridad de intención. Enraíza y facileta la manifestación de nuestra voluntad, anclando el cambio en el cuerpo físico. El ojo de tigre nos ayuda a reconocer tanto nuestras propias necesidades como las de los demás, debido a su capacidad empática. Nos ayuda a diferenciar entre lo que deseamos y lo que realmente necesitamos. Ayuda a reunir información dispersa mediante la percepción práctica, haciendo un “todo coherente” en nuestra mente, ayudándonos así a resolver dilemas, conflictos internos y dudas, especialmente las relacionadas con el orgullo y la obstinación. Nos enseña que hay un momento y una forma de esgrimir el orgullo propio, sin herir ni sobreponerse a nadie más. Por eso también remedia problemas de autoestima y autocrítica. El ojo de tigre dorado nos hace prestar atención a los detalles, advirtiendo contra la complaciencia, ayudándonos a actuar desde el punto de vista racional más que del emocional. Excelente compañeros para los exámenes y encuentros importantes. Nos ayuda a reconocer nuestros talentos, desbloquea la creatividad cuando se nos atasca nuestra “Musa” inspiradora, y nos enseña cómo usar nuestras habilidades para corregir nuestros fallos. Poderoso y conocido talismán, especialmente si se lleva tallado en cabujón. Protege contra todo tipo de malas voluntades y maldiciones.

Curación
Equilibra las energías ying-yang. Favorece la visión, cura trastornos de garganta y órganos reproductivos, y se supone que ayuda a soldar los huesos rotos. Disuelve nuestras limitaciones, mentalmente integra los dos hemisferios cerebrales y es muy útil para curar enfermedades mentales como el estrés y la ansiedad, y los desórdenes de personalidad. Alivia la depresión y eleva el estado de ánimo con el cálido poder del sol.

Posición
Sobre el chakra del Tercer Ojo potencia las habilidades psíquicas en las personas terrenales y equilibra los chakras inferiores, estimulando el ascenso de energía. Sobre el del ombligo nos hace mantener “los pies en la tierra”, por lo que es excelente para las personas que se pasan el día con la cabeza en las nubes, a las que les cuesta tocar tierra o que no se comprometen.

Rituales
Trabaja muy bien con el elemento fuego y con el elemento tierra. Para estimular la riqueza, se pueden cargar varios ojos de tigre con necesidad de dinero, trabajo, familia, etc… y después se usan para rodear una vela vela que encenderemos y veremos arder mientras visualizamos el tipo de riqueza que queremos llamar. Si nos sentamos un día al sol, sosteniendo un ojo de tigre en nuestras manos y observamos los rayos de luz, podremos detener nuestra mente consciente y tratar de ver hacia el futuro, o para ahondar en vidas pasadas, dejando que toda nuestra vida cobre un único sentido.

Limpieza y Recarga
Exposición al sol, agua con sal, enterrar en tierra.

1 comentario: