miércoles, 5 de diciembre de 2012

Ametrino, Ametrina, Amatista Citrina o Bolivianita



"Me encantan las piedras duales, pero de todas,
creo que la ametrina es sin duda la más impresionante."
Célica/Soldream





Apariencia General 
Normalmente suele venir con forma de pequeños cantos rodados, ransparentes, de un color morado uniforme, a simple vista muy parecida a una amatista, pero puede verse una mancha anaranjada. Suave, ligera y cálida. A veces puede tener más naranja que morado, o ser sólo naranja, solo morada, o no tener mucha pigmentación.

Rareza
Fácil de conseguir.

Procedencia
Bolivia.

Signo del Zodiaco
Géminis, Leo, Piscis.

Atributos
Al igual que todas las piedras combinadas, la ametrina combina poderosamente el poder de la amatista con el del citrino. Conecta el reino físico con la conciencia superior, por lo que facilita el paso y protege durante los viajes astrales. Además tiene un don especial para “limpiar la cabeza” de tensiones, estrés e intranquilidad, provocando más enfoque durante la meditación, abriendo nuestro tercer ojo. Armoniza la percepción con la acción. Fortalece la concentración y ayuda a reflexionar sobre las cosas, animándonos a explorar todas las soluciones posibles y aportando resoluciones creativas. Potencia la compatibilidad y la aceptación de los demás. Muestra dónde y cómo estamos todos unidos, permitiendo la superación de los prejuicios. Su fuerte energía estimula la creatividad y favorece la adquisición de control sobre la propia vida y ayuda a superar nuestras aparentes contradicciones. Emocionalmente libera bloqueos, incluyendo la “programación emocional negativa” y las expectativas, facilitando la transformación comprensiva de las causas subyacentes al estrés emocional. También promueve el optimismo y el bienestar, sin que nos dejemos influir por influencias externas. Promueve la sanación, la adivinación y une las energías masculinas y femeninas.

Curación
Su capacidad de llegar “al fondo de las cosas”, disipa la negatividad del aura con sus propiedades limpiadoras y elimina las toxinas del cuerpo. Regenera el cuerpo físico y fortalece el sistema inmune, y también estimula el sistema nervioso autónomo oxigenando el cuerpo. Elimina la depresión, el síndrome de fatiga crónica, el letargo, y otras alteraciones gástricas o dolores de cabeza que se relacionan con el estrés. Saca a la superficie problemas profundamente enraizados para que puedan ser comunicados y tratados.

Posición
Llevarla puesta sobre el cuerpo durante largos periodos de tiempo, sobre el plexo solar.

Rituales
Colocar en la cabecera de la cama, entre una vela naranja y otra morada para evitar las pesadillas y los ataques mágicos o psíquicos mientras dormimos.

Limpieza y Recarga
Cualquiera menos exposición al sol, ya que pueden perder el color.

1 comentario: