miércoles, 26 de septiembre de 2012

Turquesa, Turquenita, Fayruz, Piedra Turca, Thytes, Piedra de Venus o Talismán del Jinete



"Al principio, reconozco que me decepcionó un poco.
Pero con el tiempo, trabajar con ella es como aprender a respirar despacio."
Célica/Soldream




Apariencia General 
Piedra ligera, de tacto nudoso cuando está sin pulir, opaca y cálida. Su color azul-verdoso tan particular está atravesado por estrías o venas negras de mayor o menor intensidad, las cuales producen bultos en la gema, dándole el aspecto de un trozo de plastilina endurecido, especialmente cuando está sin pulir.

Rareza
Fácil de conseguir.

Procedencia
Sudáfrica, EE.UU., Egipto, México, China, Irán, Perú, Polonia, Rusia, Fracncia, Tíbet, Afganistán, Arabia Saudí.

Signo del Zodiaco
Sagitario, Acuario

Atributos
Eficaz sanadora y dadora de bienestar. Piedra de la purificación que disipa energías negativas y bruma electromagnética. Exploradora de vidas pasadas, nos muestra que nosotros creamos nuestro propio destino en un proceso continuo, dependiendo de lo que hagamos en cada momento. De esta forma, haciendo gala de su capacidad empática y equilibradora, promueve la autorrealización, ayudando a resolver problemas de forma creativa y calmada. Piedra protectora, usada para amuletos desde tiempos inmemoriales. Sintoniza los chakras con los cuarpos sutiles y sintoniza el nivel físico con el espiritual, ya que sea cree que une “el cielo y la tierra”, unificando las energías masculinas y negativas. Nos fortalece psíquicamente, disolviendo la actitud mártir y el autosabotaje. Nos mantiene alerta al mismo tiempo que infunde calma, estabilizando las alteraciones del estado de ánimo. Estimula la creatividad y el amor romántico. También se usa para tratar estados de agotamiento, depresión y ataques de pánico.

Curación
Elimina la polución energética ambiental y que se haya podido quedar de forma residual en nuestro aura. Potencia el sistema inmunológico y regenera los tejidos. También sirve como antinflamatorio y desintoxicante, aliviando calambres y el dolor.

Posición
Su sintonía con el tercer ojo potencia nuestra intuición y nos facilita el paso a la meditación. Sobre el chakra garganta libera antiguos votos, inhibiciones y prohibiciones, permitiendo que Alma vuelva a expresarse.

Rituales
Los Navajos la usaban para atraer la lluvia, y los arqueros la ponían en el arco para asegurar los tiros certeros. Protectora del mal de ojo cuando se lleva como joya, y de la mala suerte, sobre todo en lo referente a caídas o accidente en caballos, coches o motos. Regalarle una turquesa a alguien le concederá riqueza y felicidad a quien la recibe. Para obtener riqueza y abundancia económicas, unos días después de la luna llena, cuando la creciente empiece a verse en el cielo, sostener una turquesa en la mano, visualizando nuestra necesidad (trabajo, dinero…) manifestándose en nuestra vida. Después debemos salir o asomarnos a la ventana y mirar a la luna creciente (en este momento, y no antes, evitemos mirar a la luna antes de hacer el ritual). Después debemos llevar la piedra con nosotros hasta que el deseo llegue. Para atraer dinero, colocar círculos o collares de turquesa alrededor de velas verdes, visualizando lo que queremos obtener. También se relaciona con rituales amorosos y de buena suerte. Se dice que si una pareja hace un hechizo con ella y la piedra cambia de color, está avisando de una infidelidad.

Limpieza y Recarga
Cualquiera vale.

2 comentarios:

  1. Hola me agrada mucho tu pagina esta muy completa y ordenada y mi pregunta es esta ¿la turquesa se puede decolorar bajo el sol?

    ResponderEliminar
  2. Hola el sol es una fuente de luz para las piedras.
    Dudo que se decolore, pero es buena pregunta.

    ResponderEliminar